Así se disfrutó el verano en Taguasco

Más allá de disfrutar de la playa y cuantos centros recreativos nos encontremos a nuestro paso, el verano convoca siempre al deleite cultural como máxima expresión del fortalecimiento espiritual.

Llegar hasta las comunidades con propuestas atractivas y hacer de la etapa estival el momento de mayor regocijo en familia con una recreación sana acorde a las diferentes edades, fueron propósitos para este verano en el municipio, donde, como en todo el país, se invitó a disfrutar Cuba.

La Brigada José Martí de Instructores de Arte tuvo a su cargo la realización de guerrillas culturales en comunidades de difícil acceso.

Como parte de las giras de verano nuestro municipio recibió la actuación de un grupo de artistas provenientes del municipio de Jatibonico y, de igual forma, artistas taguasquenses se presentaron en escenarios del municipio de Yaguajay. Precisamente, la visita a los lugares más alejados resultó una de las fortalezas de la etapa estival, idea que no únicamente recayó en la Guerrilla de la BJM, sino además del Consejo de las Artes Escénicas en la provincia.

No faltaron las actividades desarrolladas en las fechas significativas del período estival, entre las que se encuentran las actividades por el Día de la Rebeldía Nacional, el Día Internacional de la Juventud, el aniversario 92 del natalicio de Fidel y el aniversario 58 de la Federación de Mujeres Cubanas.

Lamentablemente, sigue conviviendo en Taguasco el fenómeno de la ausencia de público a las propuestas. Por lo general, son las mismas caras las que se repiten. Pudiera incidir en que es una época con otras opciones, mientras atentan de manera desfavorable las altas temperaturas, las lluvias repentinas y la inadecuada explotación de los canales de promoción.

Todavía no hemos aprendido a estremecer muchos más lugares y a nutrir una institución con otra bajo un mismo proyecto e idea. Solo con la comunión de todas las personas se sumarán más interesados y se logrará un mayor impacto. Con esas dos grandes deudas se despidió el verano 2018 de nuestro municipio, donde afortunadamente existen las ganas de que la cultura no sea asignatura pendiente y, muchos menos, exclusiva para unos cuantos.

Compartir

Con miradas de humanismo

Fidel siempre vivirá en el corazón de todos los revolucionarios y humanistas del mundo. El 13 de agosto del presente año fueron múltiples las muestras de agradecimiento al Comandante en Jefe, en el aniversario de su natalicio.

Ello se debe en gran medida a que la figura de Fidel Castro no solo ha sido un símbolo en Cuba, sino también en todo el planeta, gracias a sus acciones en defensa del bienestar y la soberanía de la humanidad. Por esta razón, los cubanos y los pueblos del mundo rememoraron sus acciones y evocaron su legado.

Poesías y canciones de recordación a su obra e ideario destacaron a propósito de la fecha, en la que no faltó la exaltación a la estatura política y moral de Fidel Castro, su capacidad de unir al pueblo cubano en torno a las ideas revolucionarias, su internacionalismo militante y su solidaridad con los más necesitados del mundo.

Cuando celebramos este cumpleaños de Fidel lo hicimos con esa fe en su humanismo y en su espiritualidad. El legado de Fidel es haber podido ensanchar su base de apoyo y solamente él pudo hacerlo a través de su humanismo, única manera de contrarrestar ese discurso de odio de la derecha. Incansable luchador por la justicia y actitud inquebrantable son cualidades de Fidel Castro que resaltaron los artistas taguasquenses

Con miradas desde el corazón de cada revolucionario cubano y del mundo, Fidel continúa vivo. Son 92 años de su ejemplo, de sonrisas, de solidaridad, humanismo, internacionalismo, cultura, patriotismo.

Compartir

Leovigilda Martínez Morales: nuestra joya de la narración

Con un caudal inagotable y en constante renovación, Leovigilda Martínez Morales se ha consolidado en una auténtica joya de la narración oral de su Taguasco. Nacida el 20 de agosto de 1932, nació en un hogar muy pobre donde solo el cariño hacía soportable tantas carencias. Sin embargo, y a pesar de esta dura realidad, el ángel creador de Leovigilda siempre encontró espacio y respaldo. El arte le llegó a través de su madre Felipa y su tío Rosario, la primera hacía poesía y el segundo le enseñó a cantar y ser afinada. Comenzó a declamar a los 6 años en el parque de Taguasco; pero fue a partir de 1939 cuando entró a la escuela de la Iglesia Presbiteriana, que se adentró en la actuación. Esta escuela le permitió declamar, cantar e iniciarse en el teatro.

Pero el arte no se lo guardó Leovigilda únicamente para sí, sino para su familia entera. La pasión por el arte se transformó en una escuela natural para formar a sus hijos como multiplicadores de cultura. Su hija Gilda es declamadora y narradora, Gisela es instructora de danza y Gliset se graduó en dirección coral; su hijo José Antonio toca la guitarra y su nieta Nailé estudió piano en la Escuela Elemental de Música de Sancti Spíritus. Por tantos motivos, se han ganado el título de la familia más cultural de Taguasco.

Tras su maternidad, Leovy se distancia de los escenarios, pero en los primeros años de la década de 1970 retorna en nuevos contextos. Su vocación artística la vincula a su actividad laboral; fundadora de la Tabaquería de Taguasco encuentra allí espacio para sus presentaciones. Después de un largo período de esplendor en el espectáculo del cabaret Los Caneyes, se vincula al trabajo de la Cultura en Taguasco. Inician, entonces, sus presentaciones en centros de trabajo y estudio, se integra al Coro Municipal dirigido por Almira Campos y se forja como promotora natural de la cultura y el arte.

En la actualidad, a sus 86 años, la Vedette de Taguasco se mantiene activa dentro del Movimiento de Artistas Aficionados, se inserta en peñas y principales actividades del sistema de Casas de Cultura, ostenta el premio de la Cultura Comunitaria en el municipio y ha sido motivo de homenaje y reconocimiento en eventos y celebraciones.

Compartir

Celebración del Día de los Aficionados

Nunca es tarde si la dicha llega, sentencia un conocido refrán. El 21 de mayo es el día señalado en el calendario de celebraciones para homenajear en todo el país al Movimiento de Artistas Aficionados, aquellos que con su talento innato hacen de la creación artística más que un entretenimiento, para llevar, voluntariamente, la alegría a cada escenario posible.

Y aunque un día no baste para rendirles afecto, para agradecer su presencia en toda actividad, todo acto, gala, celebración o tributo, fue con mucho esfuerzo y placer que la Dirección Municipal de Cultura y Arte, en coordinación las organizaciones políticas y de masas en Taguasco, brindó a todo su amplio catálogo de artistas el más sincero agradecimiento en un ansiado día que, por fuerzas mayores sucedidas en el territorio, fue pospuesto de su fecha oficial para ser llevado a cabo, de igual forma, con toda la consideración y afecto que se tiene hacia nuestros artistas.
La actividad, realizada en los últimos días de junio en la unidad “Los Cocos” de la Empresa de Comercio y Gastronomía, contó además con la presencia de las máximas autoridades políticas y gubernamentales del municipio, quienes se sumaron a la celebración y agasajaron también a los instructores de arte del Sistema de Casas de Cultura, máximos responsables de la preparación técnico-artística de quienes hacen de sus dotes artísticas un estilo de vida.
De igual forma, el Sistema de Casas de Cultura aprovechó el encuentro para la entrega del premio municipal de Cultura Comunitaria a la declamadora Leovigilda Martínez, así como la realización de un reconocimiento especial al profesor, escritor, metodólogo y símbolo de la cultura Nelson González Cruz, por sus años de trabajo en el sector, presto ya a disfrutar de su merecida, aunque sentida por todos, jubilación.
No resultó extraño que en esta actividad de homenaje y celebración a los artistas aficionados taguasquenses, fueran éstos mismos quienes brindaran buena parte de su talento a la festividad

Compartir

La Tagua Martiana: Desde quienes somos

“Yo traigo la estrella y traigo la paloma en el corazón. Yo abrazo a todos los que saben querer”. Con estas palabras inicia su peña el escritor y profesor Eddy González. Porque en la Tagua Martiana “es una manera de honrarse, y no la menos generosa, honrar a los demás”.
Las noches de los últimos martes de cada mes la Casa Municipal de Cultura en Taguasco espera a sus invitados para beber del código de ventura del hombre que dijo: “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido la obra de la vida”. Porque en esta actividad José Martí es más que un pretexto, su presencia es manifiesta tanto en su creador y conductor, el público presente o los hijos de esta tierra Tagua a los que se rinde homenaje en cada encuentro.
En la Tagua Martiana del mes de julio, la velada se transformó en una noche de veneración y gratitud. Se recordó a un hombre que, sin dudas, cumplió bien la obra de la vida. Hijo ilustre y símbolo del deporte de esta tierra: el profesor de Educación Física, entrenador, metodólogo, colaborador internacionalista y director del INDER en el municipio Juan Emilio Lorenzo. Con la presencia de familiares, amigos y compañeros de trabajo, el encuentro trajo a la memoria afectiva la gracia natural de un hombre que supo conquistar el derecho a vivir por siempre en la mente y el sentimiento de quienes lo conocieron.
La Tagua Martiana rescata la memoria de quienes han dedicado su vida al desarrollo social y cultural de este terruño, para que la muerte de aquellos supieron cumplir bien la obra de la vida no sea cierta. Porque “ser bueno es el único modo de ser dichoso. Ser culto es el único modo de ser libre. Pero, en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno. “

Compartir

Premios del Encuentro Debate Provincial de Talleres Literarios

TIEMPO DE PAYASOS
AUTOR: Alberto Valdivia Sánchez
Premio en Narrativa del Encuentro Debate Provincial de Talleres Literarios
Sancti Spíritus 2018.

El niño sabía de la sonrisa oculta en aquel payaso de verde y duro traje. Aprendió a verlo desde la seriedad plasmada que le ofrecía un añejo cartón.
El payaso, hecho carne, usualmente lo miraba, casi tan niño y curioso como él.
Lázaro solo tenía cinco centímetros de edad y aprendió a querer por su padre; porque su padre se lo había contado: “a tu misma edad quise ir al circo y el abuelo me trajo el circo a casa; un hombre de guerra cargado de colores se convirtió en mi payaso favorito”.

SEQUÍA
AUTOR: Alberto Valdivia Sánchez
Premio en Poesía del Encuentro Debate Provincial de Talleres Literarios
Sancti Spíritus 2018.

Fue tu lumbre peñas entre canales,
aire de espuma, tez, rumor completo
en rica escarcha, bajo erial sombrero
que es humo fértil en mis oquedades.

Pieles reparé sin buscar edades;
mas peregrino… loto sobre mi cuello:
cama que hirviente, tú, sabor en dedos:
robles profundos: por querer umbrales.

La voz marchando por reptil ventana…
de siempre a nunca: ¡qué moral abismo!
Tan fresca noche, tan prófuga llama.

Tarde fin, alud, en sustraer el giro
fútil, amargo, que pudrió la escara.
No fuiste cierto, ni serás destino.

Compartir

Nancy Brunet Valle, escritora tuinucuense

Aunque nacida en Guasimal el 27 de febrero de 1969, Nancy Brunet Valle adoptó a Tuinucú en su corazón desde que, siendo una niña, llegó a estas tierras junto a su familia. Sus estudios la llevaron a graduarse de Técnico Medio en Bibliotecología en 1992, y en el 2004 alcanzó la Licenciatura en Español-Literatura. Desde el 2009 es Máster en Ciencias de la Educación.

Su primer acercamiento a la creación literaria lo realizó en el año 1996, cuando la necesidad de decir que vive dormida en cada escritor, la tomó de la mano y de ella brotaron poesías, cuentos y adivinanzas para motivar las actividades de promoción de la lectura en la Escuela Primaria “Melanio Hernández” de Tuinucú. En el 2007 decide presentarse por primera vez a un evento literario en la Casa de Cultura “Hermanos Bernal” de su comunidad, con una recopilación de testimonios bajo el título “Recuerdos de una tradición: el bembé”, vinculado al folclor tuinucuense. Desde entonces ha participado en eventos municipales y provinciales con testimonios, sonetos, poesías, cuentos, minicuentos y décimas.

Nancy ha dedicado su vida a las letras. Es graduada de Práctica Integral del Idioma Ruso y su trayectoria laboral la ha vinculado a importantes centros de estudios del municipio: la Biblioteca Pública “Melanio Hernández”, las FOC “Antonio Maceo” y “Dulce María Rodríguez”, la Escuela Politécnica “Jorge Ruiz Ramírez”, la Sede Universitaria “Enrique José Varona” y actualmente la Escuela Primaria “Melanio Hernández” dan fe de su entrega a la pedagogía.

Como escritora, Nancy Brunet Valle ha obtenido importantes premios y menciones en eventos y concursos del municipio y la provincia. En el 2017 obtuvo el Segundo Lugar en Narrativa en el Encuentro Debate Provincial de Talleres Literarios y en el 2018 recibió Mención en Narrativa en igual evento a nivel municipal. Su vínculo permanente con la creación artística y literaria, su trabajo como pedagoga y el reconocimiento dado por parte de su comunidad y el municipio, le otorgaron el privilegio de ser la personalidad homenajeada de la Jornada de la Cultura Tuinucuense en el 2018.

Compartir

39 Encuentro Debate de Talleres Literarios

El 39 Encuentro Debate Municipal de Talleres Literarios “Benito Carmona” analizó y premió los mejores resultados del trabajo en la creación literaria hecha por adultos en el municipio. Este año se presentaron a concurso 21 obras en los géneros de narrativa, poesía y décima provenientes de los 5 talleres literarios existentes en el territorio. Las obras, de tema libre y técnicas diversas, evidencian el trabajo realizado por los asesores literarios de las casas de cultura en el municipio, aunque se aprecia una disminución en la calidad en los trabajos presentados por algunos de los concursantes, lo que demuestra un limitado proceso de selección y sistematicidad en cuanto a la atención de algunos escritores por parte de sus asesores.

El jurado, presidido por el escritor taguasquense Virgilio Companioni Albriza e integrado además por Yunney Moranti Vázquez, Jefe de Cátedra de Literatura en el territorio y Rafael Salinas Pomo, escritor y asesor literario con una vasta experiencia en este tipo de certámenes, entregó 3 menciones y 6 premios en los géneros convocados.

En narrativa, recibió mención la escritora Nancy Brunet Valle con la obra “Decisión” y fueron premiados Carlos César Cabrera Pérez por su obra “La corona” y Alberto Valdivia Sánchez por “Tiempo de payasos”; este último mereció además el premio en poesía por su soneto “Sequía” junto a la poetisa Merlys Miranda González con la obra “No fui yo”; se entregó mención en el mismo género a “Mariposa” de Yosvel Mesa Romero. En décima los premios recayeron en los escritores zaceños Richard Gutiérrez Martín por “Orgullo” y el texto sin título de Orestes Muñoz Santana, a la vez que se entregó mención a Nieves Francisco Hernández por su texto “A la madre”.

Compartir

Blanca Carrero: voz y sentimiento de Siguaney

El 16 de octubre de 1956 vio nacer a quien con el tiempo se convertiría en una prolífica intérprete de la canción, el bolero y otros géneros musicales que ha sabido hacer suyos, siempre con el carisma y desenfado que la caracteriza. Y aunque su nacimiento aconteciera en el municipio de Yaguajay, es en el poblado de Siguaney, en Taguasco, donde Blanca Flora Carrero Lemus ha vivido la mayor parte de su vida y donde ha construido su ya importantísima trayectoria artística.

Desde su Meneses natal, en sus primeros años de estudiante, Blanca Carrero sintió inclinación hacia la música y la interpretación. Participaba en matutinos, actividades culturales y actos revolucionarios propios de su escuela y la comunidad. Años más tarde, opta por el magisterio y comienza estudios en Topes de Collante, pero no sospechaba que fuera allí donde comenzaría a dar pasos más sólidos en su carrera artística formando parte de una agrupación llamada “Anillos de Bronce” en la que fuera su vocalista principal. Con esta agrupación, Blanca recorrió importantes escenarios de Trinidad, Sancti Spíritus y llegaría a presentarse en dos ocasiones en el Teatro “La Caridad” de Santa Clara.

Tras su graduación como maestra, Blanca comienza su vida laboral en el poblado de Siguaney, lugar en que echa raíces y construye su familia con el nacimiento de sus dos hijos. A partir de 1998 se vincula al Movimiento de Artistas Aficionados de la comunidad, afición que ha mantenido ininterrumpidamente hasta la actualidad.

Su arte, su voz y su forma peculiar de hacer suya cada interpretación, es conocida en todos los escenarios posibles del municipio. Su amplio repertorio le ha permitido participar en eventos y festivales de todo tipo, desde la música mexicana hasta lo más autóctono de nuestros ritmos cubanos. Pero no se ha conformado con grandes presentaciones, sino que además se le ve cantando para personalidades de la cultura en sus cumpleaños, discapacitados, trabajadores en sus centros de producción o servicios, abuelos y centros internos del municipio.

Para Blanca Carrero, Siguaney es un pueblo que ha adoptado como propio en su corazón. Vivir en una comunidad industrial también le ha aportado mucho a su carrera artística. En encuentros entre fábricas de cemento del país ha llevado su voz a otras provincias como Artemisa y Santiago de Cuba. Siguaney la reconoce como propia y le agradece su permanencia.

Blanca Carrero se formó empíricamente. Recuerda que su padre gustaba de componer décimas pero lamenta no haber contado en su tiempo con una escuela donde formarse profesionalmente en la música. Aun así, su buen oído musical y su calidad interpretativa han sido suficiente para consagrarse como una de las mejores intérpretes del municipio. Obtuvo la categoría municipal dentro del Movimiento de Artistas Aficionados en el año 2006 pero desde el 2011 ostenta la categoría provincial y continúa trabajando para obtener la nacional.

A Blanca es común encontrarla en cualquier calle de Siguaney. Su labor actual como programadora-divulgadora de la Casa Comunal “Noel Cardoso Plasencia” le permite un contacto más directo con el público y conocer de sus gustos y necesidades. La música es una parte indisoluble en su vida y siempre se acompaña de una linda balada, un bolero, algo de trova tradicional y nueva trova. Blanca Carrero es y seguirá siendo voz y sentimiento de su Siguaney.

Compartir

Biblioteca y comunidad

A propósito del Día Internacional de la Familia y en coordinación con la FMC y la Dirección Municipal de Salud en Taguasco, la Biblioteca Pública Municipal “Demetrio Barrios Gil” realizó la actividad: El saber en los abuelos, en la Casa del Abuelo de esta cabecera municipal, donde se promocionó el  libro: Décimas humorísticas de Chanito Isidrón, a la vez que se resaltó la importancia del adulto mayor en la familia y se dialogó sobre cuestiones en los que ellos, a pesar de su edad, pueden colaborar en el hogar.

Por otra parte, la actividad: Yo te apoyo se realizó en cooperación con los programas de educación para la salud, en este caso específico abordando temas para la erradicación de las actitudes homofóbicas en la comunidad. En este espacio participó como invitado el psicólogo Yoisel Aquino de la Paz y se explicó a los participantes los conceptos y consecuencias morales y sociales de la homofobia. Fue a partir de la erradicación de la homosexualidad del listado de patologías psiquiátricas que la ONU proclamó el 17 de mayo como el Día Mundial de Lucha Contra la Homofobia. También este día sirvió de base para la reflexión sobre la importancia de las acciones de prevención de las ITS y el VIH Sida, teniendo en cuenta que 8 de cada 10 enfermos de VIH son homosexuales hombres y que este día es además un llamado a la aceptación y respeto a la diversidad sexual, exaltando los valores humanos para contrarrestar la marginación y el rechazo.

Compartir